Cobots, robots colaborativos

por JoseV


Publicado 12/10/2016


Cobots, robots colaborativos

The Wall Street Journal inauguró el año 2000 con un glosario de términos titulado "Las palabras del mañana". En él se incluía por ejemplo anacronysm, que no tiene nada que ver con la definición en español de anacronismo. Se definía como un acrónimo del que casi nadie es capaz de hacer una traducción de los términos que identifica, poniendo como ejemplo radar, radio detecting and ranging, o laser, light amplification by stimulated emission of radiation. Entre curiosidades como la mencionada, adultoescente o dins, se incluía también un término que despertó mi curiosidad y al que no presté mayor atención: cobot. Después me he ido cruzando con este término, no tan a menudo como otros que son de todos conocidos, por lo que creo que es un buen momento para explicar que es un cobot.

Cobot o co-bot, un robot colaborativo, es un robot que colabora e interactúa con las personas, en lugar de reemplazarlas o actuar de forma autónoma. El concepto se desarrolla en 1995 a partir de un estudio de General Motors para crear robots que se relacionen con humanos de una forma segura. Y es que desde la Industria 4.0, hasta el trabajo en el hogar o la asistencia a niños y mayores, vamos a ver muchos robots en nuestro entorno en los próximos años.

Detrás de los cobots están las grandes empresas industriales, especialmente las automovilísticas como en caso de GM u otras como Siemens. El futuro nos lo pinta como mecánico, gestionado por máquinas, para así llegar a satisfacer cualquier necesidad del consumidor. El fin es que cada cliente pueda conseguir un producto absolutamente adaptado a sus necesidades. Hay mucha información y procesos digitales tras un proyecto semejante, para que el pedido del usuario se convierta en un producto, y una parte significativa será la producción, que podrá estar en ocasiones gestionada por máquinas completamente autónomas, robots tradicionales, o por cobots, donde una persona será la encargada de organizar o supervisar el trabajo de otras máquinas.

Por tanto la cobótica sería un nuevo sector a desarrollarse con infinitas posibilidades, si bien es posible que desaparezcan puestos de trabajo a causa de la automatización, lo cierto es que también se generarán gigantescas oportunidades. Es probable que el próximo Apple o Facebook surja en la industría de la robótica. De hecho además de los anteriores, todos los grandes desde Google, hasta Amazon o Microsoft, están apostando seriamente por un futuro rodeados de máquinas inteligentes. El negocio es tan grande, se espera que se multiplique por cien en los próximos 5 a 10 años, y se popularizará tan rápidamente, los precios se reducirán en el mismo orden, que los ganadores pueden ser compañías aún mayores que las mencionadas.

Para empresas más pequeñas surgirán oportunidades al programar los cobots, repararlos o actualizarlas, en una primera fase porque luego esto también lo harán otros robots, y siempre en el desarrollo de sistemas, nuevas funcionalidades y en su traslación al mundo real. Si buscas donde plantear tu emprendimiento o un trabajo en la programación, la electrónica o la mecánica, aquí tienes una magnífica oportunidad. Los cobots serán otro elemento de ese futuro digital que ya estamos viviendo.


foto: Steve Jurvetson


Categorías: TecnologíaTrabajo
Tags: robóticaRobots colaborativosCobotsMundo digital