Cómo puede ayudar la IA a mejorar la sociedad

por Pilar


Publicado 01/05/2019


Cómo puede ayudar la IA a mejorar la sociedad

Poner toda la cantidad de datos que tienen los organismos al servicio de la Inteligencia Artificial puede ser de gran ayuda para la sociedad. Convenientemente analizados la información puede ser la base para una gran mejora.

La Inteligencia Artificial ya se encuentra entre nosotros permitiendo la automatización de tareas. Por eso conocemos sus efectos en el mundo laboral, ese en el que se etá transformando puestos de trabajo que desaparen y cambiando la relación del ser humano con las máquinas. Con los consiguientes ajustes

También la conocemos en las áreas de seguridad y atención al cliente, en los que permite la verificación y la autenticación de los usuarios. Y por supuesto, la reconocemos en todos aquellos dispositivos que facilitan la vida a las personas que padecen algún tipo de discapacidad.

Nos hemos maravillado viendo su aportación a la exploración del Universo, o en medicina, ayudando al descubrimiento, aislamiento y prevención de todo tipo de enfermedades. La IA permite cruzar cientos de datos que proporcionan un mejor y más rápido diagnóstico, y por ejemplo, detectar interacciones inadecuadas en un tratamiento y evitar efectos secundarios no deseados.

Pero además de crearnos un entorno más confortable también es capaz de mejorar las sociedades, las ciudades en las que vivimos. Hace apenas dos años la Universidad Carlos III desarrolló un método para evaluar los desequilibrios que se producen en las ciudades. Clasificando económica, social y culturalmente a las personas que las habitan se pueden hacer muchas intervenciones, como repartir mejor los recursos disponibles, conocer el ritmo de crecimiento, prevenir los conflictos, en definitiva, poder anticiparse a cualquier problema.

La Inteligencia Artificial permite encontrar patrones en datos que aparentemente no tienen ningún tipo de relación. En Medellín por ejemplo, el análisis de una gran cantidad de ellos relacionados con la violencia y la pobreza hizo que saliera a la luz la correlación entre delincuencia y falta de movilidad. Una vez encontrado el problema, la solución fue relativamente sencilla: crear un sistema de transporte urbano que permitió la reducción de la tasa de homicidios.

La IA también está detrás de la prevención de la delincuencia. Se empezó a utilizar en Nueva York, donde se analizan hasta 78 variables con las que puede predecir con una exactitud de entre el 70% y el 80% la comisión de un delito.

En Rivas-Vaciamadrid una herramienta basada en datamining, o minería de datos, también consigue predecir cuándo y dónde se cometerá un delito, cruzando datos como la concentración de personas, los eventos que hay ese día, la hora, incluso la temperatura y algunos factores más, que determinan las zonas "calientes" en las que hay posibilidad de que haya problemas.

En las ciudades los datos proporcionados por los GPS permiten averiguar cuales son las zonas más transitadas, mejorando la habitabilidad eliminando obstáculos y solucionar problemas de transporte o limpieza, entre otros.

Por no hablar de la mejora y aprovechamiento del agua y las cosechas, cuando es posible evaluar los suelos, las necesidades y proporcionar las mejoras adecuadas. Además de un desarollo más sostenible revierte en una mejor y más eficaz producción de alimentos. 

Todo gracias al análisis de la materia prima de la que se nutre la Inteligencia Artificial, los datos, que en definitiva deben servir para facilitar y mejorar nuestras vidas.


Categorías: Tecnología
Tags: Inteligencia artificialSociedad