Michael Hart y el Proyecto Gutenberg

por Pilar


Publicado 23/12/2015


Michael Hart y el Proyecto Gutenberg

Michael Hart nació el 8 de marzo de 1947 en Washington DC y murió en 2011. Estudió en la Universidad de Illinois en la que se graduó en solo dos años. Se le considera el padre del libro electrónico y además era escritor, empresario, filántropo y fundador del proyecto Gutenberg, la mayor biblioteca gratuita de Internet. Publicó ebooks incluso antes de que existiera Internet a través de ARPANET y después a través de BBS y Gopher. 

Las consignas del proyecto Gutenberg son: fomentar la creación y distribución de ebooks, acabar con la ignorancia y el analfabetismo y hacer llegar la mayor cantidad de ebooks posibles al mayor numero de personas

El Proyecto Gutenberg, nombre del impresor alemán que inventó la imprenta móvil, nació el 4 de julio de 1971. Hart tenía acceso a uno de los ordenadores principales del Laboratorio de Investigación de Materiales de la universidad, el Xerox Sigma V, uno de los 15 nodos de la red de ordenadores que posteriormente se convertiría en Internet. Hart tenía claro que algún día los ordenadores serían asequibles para el público en general y decidió hacer disponibles obras de literatura de manera gratuita y electrónica. Aprovechando la efeméride, transcribió el texto de la declaración de Independencia que le dieron en una panadería, de camino para ver los fuegos artificiales. Al enviarla via e-mail, vió que era imposible que llegara a tanta gente y para evitar que el sistema se cayera, se las ingenió para hacerlo de manera que el texto estuviera disponible para descargarse individualmente.

A partir de ahí empezó a subir copias de textos clásicos como la Biblia, textos de Homer, Shakespeare y Mark Twain. En 1987 ya eran 313 en total. Entonces y gracias al apoyo del grupo de usuarios de pc de la universidad y con la asistencia de Mark Zinzow, programador de la escuela, fue capaz de captar voluntarios y levantar una infraestructura de sitios espejo y listas de correo para el proyecto y gracias a ello empezó a crecer rapidamente.

En la actualidad se ha reducido mucho el tiempo que se requiere para digitalizar un libro porque ya no se escriben directamente, sino que se convierten a texto con la ayuda de programas OCR (reconocimiento óptico de caracteres). A pesar de estos avances, los libros aún tienen que corregirse y editarse minuciosamente antes de que puedan ser añadidos. 

Cuando la Universidad de Illinois dejó de hospedar el proyecto a mediados de los años noventa, Hart lo dirigió desde el Illinois Benedictine College. Más tarde llegó a un acuerdo similar con la Carnegie Mellon University, que aceptó administrar las finanzas del proyecto Gutenberg. En el año 2000 el proyecto Gutenberg fue oficialmente reconocido como una persona jurídica independiente, y en la actualidad es una sociedad no lucrativa legalmente constituida en Misisipi.

Las consignas del proyecto Gutenberg son: fomentar la creación y distribución de ebooks, acabar con la ignorancia y el analfabetismo y hacer llegar la mayor cantidad de ebooks posibles al mayor numero de personas. El objetivo principal del proyecto ha sido desarrollarlo con el formato menos exigente posible, con acceso abierto, sin utilizar un software especial y con el único requisito de tener acceso a una conexión.


Categorías: Tecnología
Tags: EducaciónCultura